“Me parece muy buena esta campaña, apuesto a ella y pongo todo de mi parte”

Soy Junior Rodríguez, tengo 38 años recién cumplidos. Tengo un hijo de 20 años y otro de 8. Estoy hace 20 años en los medios de comunicación. Manteniendo el estilo de mi abuelo y de mi padre, trato de ayornarme como joven que soy, pero a la vez mantener ese estilo de respeto hacia el oyente. He ahí que hay mucha gente que utiliza los medios para hacer chistes de la gente que tiene problemas para hablar, para relacionarse por alguna que otra diferencia, personas con discapacidad.

Yo nunca estuve de acuerdo con eso, no olvido que en la época de colegio a mis compañeros gorditos los discriminaban, a los que eran tímidos. Creo que es un problema de la base, es decir, en la casa misma, donde toman esa onda de querer ofender.

Como formador de opinión, conductor de radio y televisión, siempre que puedo lanzo pensamientos positivos, ciertas palabras de aliento hacia las personas con discapacidad y por sobre todo, trato de no caer en eso tan bajo de burlarse de los demás. Creo que hasta debería de haber alguna ley que prohíba a los periodistas, locutores de radio y televisión a que hagan burlas mientras realizan su trabajo, porque me parece de muy mal gusto.

Yo, hasta hoy día, no digo que tengo que aguantar, porque ya no me afecta, pero hasta hoy día me suelen criticar por el problema que tengo en los ojos, pero yo entiendo que puedo tener una desviación del ojo, pero las personas que discriminan puede que tengan un mal cerebral, porque no estoy de acuerdo con que se burlen de eso.

Siempre digo que la mejor enseñanza que puedo darle a mis hijos son: el respeto, el agradecimiento y la ubicación para hacer bien las cosas. Uno no puede andar por la vida burlándose de la gente, ya que cada uno es como es y hay que entender eso.

A mí no se me hacen simpáticos los chistes de la gente que tiene problemas para caminar, uno no nace queriendo que esa sea una forma de vivir, me parece muy inmaduro y de mal gusto.

Por eso, me parece muy buena esta campaña, apuesto a ella y pongo todo de mi parte.