María Luz Robledo, nos cuenta que fue discriminada por hablar su lengua materna, el guaraní.

Necesitamos una ley contra toda forma de discriminación.